Por- Evelyn Silva

Siempre que le preguntan a cualquier persona cuáles son los elementos que nos caracterizan como latinoamericanos, se suele hacer alusión a la comida, la música y esa energía contagiosa que llevamos a todas partes. Sin embargo, siempre pienso que los latinoamericanos somos bastante creativos y los juegos con el idioma y las palabras son características fundamentales de nuestra cultura y nuestras raíces hispanoamericanas.

Los refranes, los proverbios y los dichos son juicios que se emiten ante situaciones específicas. Los mismos son utilizados para aconsejar, opinar o para educar a las personas. En la mayoría de los casos, los refranes están estructurados como un verso y sus palabras riman. De esta manera es muy fácil aprenderlos y su cadencia es contagiosa y pegadiza. Los refranes son la evidencia de la creatividad y el sentido del humor; de la sinceridad y de la espontaneidad que caracteriza a nuestras culturas. Esa sabiduría popular se transmite oralmente, de generación en generación y de siglo en siglo.

Si bien hay un sinfín de refranes y dichos que se utilizan con naturalidad y soltura, aquí les dejo solo una pequeña muestra de estos dichos tan conocidos:

– “A buen entendedor, pocas palabras bastan

– “A caballo regalado no se le mira el colmillo

– “Al pan, pan y al vino, vino

– “A mal tiempo, buena cara

– “A palabras necias, oídos sordos

– “A río revuelto, ganancia de pescadores

– “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

– “Barriga llena, corazón contento

– “Bicho malo nunca muere

– “Burro grande, ande o no ande

– “Cada maestrito con su librito

– “Cada oveja con su pareja

– “Cría cuervos y te sacarán los ojos

– “Cuando una puerta se cierra, otra se abre

– “De músico, poeta y loco todos tenemos un poco

– “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

– “Cuanto más tienes, más quieres

– “De noche todos los gatos son pardos

– “Donde manda capitán, no manda marinero

– “El ojo del amo engorda el caballo

– “El que a hierro mata, a hierro muere

– “El que calla otorga

– “El que busca encuentra

– “El que juega con fuego se quema las manos

– “Más vale pájaro en mano que cien volando

– “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde

– “No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista

– “Nunca digas de esta agua no beberé

– “No hay dos sin tres

– “Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe

– “Ver la paja en el ojo ajeno

– “Vísteme despacio que estoy de prisa

– “Zapatero a tus zapatos

Comments are closed.