8 razones para visitar una biblioteca pública

biblioteca pública

La biblioteca pública es un lugar único, es comunitario y tiene algo para cada miembro de la familia. Aquí tienes ocho razones para visitarla hoy:

1. ¡Es gratis!

Obtener una tarjeta de biblioteca no te cuesta nada y te da la oportunidad de sacar libros, revistas, periódicos, música y películas. Si tus hijos te dicen que están aburridos, llévalos donde las opciones para entretenerse son casi infinitas.

2. Hay aire acondicionado

Cuando hace demasiado calor, incluso para ir a la piscina, puedes entrar en una biblioteca pública para escapar del sol. Si aun no te sientes refrescado, ¡busca un libro con fotos de Antártida! 

3. Tienen eventos para los niños

Cada biblioteca ofrece programas diferentes, pero es probable que la tuya tiene algunos eventos dirigidos a los pequeños lectores. Por ejemplo «la hora de cuentos», clases de manualidades o películas.

4. Cada biblioteca pública tiene eventos para los adultos

Los padres se merecen alguna diversión también. Así que puedes beneficiarte de los clubes de lectura, charlas, clases de informática o presentaciones con autores conocidos. 

5. Los bibliotecarios saben (casi) todo

Están entrenados para ser expertos en la investigación. Sería divertido investigar con tus hijos un tema que les interese como el espacio o los dinosaurios. El bibliotecario podría ayudarlos en encontrar fuentes de información que no son comunes.

6. Puedes hacer reuniones con otras familias

Tu hijo quiere reunirse con un amigo para jugar pero tu casa no está exactamente en un estado adecuado para recibir invitados. Pues, la biblioteca pública es el lugar perfecto. La mayoría tiene una zona o «rincón» de niños donde pueden jugar, hacer rompecabezas o leer juntos. 

7. Hay computadoras y WiFi

Si no tienes una computadora o acceso a Internet en tu casa, la biblioteca es un salvavidas. Tus hijos pueden jugar videojuegos o mirar videos cortos mientras tú lees las noticias, o revisas tu correo electrónico. 

8. Se merecen tu apoyo

Las bibliotecas públicas son centros comunitarios que dependen de sus usuarios. Reciben fondos de los contribuyentes y del gobierno local. Mientras más apoyes a tu biblioteca, más recursos recibirá. ¡El fin de semana es el tiempo perfecto para aprovechar de todo lo que ofrecen!

Por- Kelli Drummer-Avendano

Lea también: Siete maneras de motivar a tus hijos a leer

Comments are closed.