Nivel 1A

Unidad 4 – Perú

Desafío 4

Por Marielisa Ortiz Berríos

¿Quién no suspira por un delicioso postre? Pues así lo hizo el poeta y escritor peruano José Gálvez Barrenechea cuando probó la receta que recién creaba su esposa Amparo Ayarza Noriega. El suspiro a la limeña se ha convertido en una de esas recetas ricas de Perú que, con mucha seguridad, te hará respirar profundamente por su dulce sabor, y tiene su origen en el hogar de José y Amparo, a principios del siglo XX.  

La historia cuenta que cuando José probó por primera vez la delicia que preparó su esposa Amparo, dijo que era “suave y dulce como el suspiro de una mujer”. Así es como fue bautizado este postre, suspiro limeño o a la limeña.

Este postre de la gastronomía peruana está compuesto por un manjar blanco y el merengue. Se cuenta que ambos llegaron a este país con los ingredientes traídos por los españoles. En este caso, el origen del nombre también proviene de los merengues españoles, a los que llaman ‘suspiros’.

¿Cómo se prepara el suspiro a la limeña? Este postre se elabora con leche condensada, leche evaporada, huevos (yemas y claras por separado), vainilla, azúcar granulada, vino oporto y canela molida para decorar. Aunque es una receta sencilla en su proceso, sí requiere de un buen tiempo de cocción y elaboración, tomando en cuenta las temperaturas adecuadas. Cuando está listo, se coloca en una copa, se corona con el merengue y se decora con canela.


Después de leer esto, ¿a quién no se le antoja un suspiro limeño? Ya yo quiero deleitarme con uno.

Preguntas sugeridas:

1- ¿Por qué se le llama ‘suspiro a la limeña’?

2- ¿Quién creó la receta original?

3- ¿En qué país le llaman suspiros a los merengues?


Comments are closed.