Consejos para lograr una mayor motivación en los alumnos

Por – Linda Ojeda

Luego de un largo descanso vacacional se acerca el inicio escolar y muchos docentes se organizan para recibir a sus alumnos. Seguros de que será un año lleno de retos, cambios y expectativas, se preparan para enfrentar las exigencias académicas establecidas en la institución académica a la cual pertenecen.

El fin primordial de cada inicio escolar debe encaminarse hacia una visión transformadora, dirigida a mejorar la calidad y los procesos de enseñanza con el objetivo de garantizar un mejor aprovechamiento académico en los estudiantes. Es imperativo preparar al estudiantado para los retos y exigencias de la sociedad en que vive. Pero, sin duda alguna, la mayor preocupación que tienen los maestros ante el inicio escolar es enfrentarse a la desmotivación y el pasotismo de algunos estudiantes siempre que regresan de un largo periodo de descanso.

Lee también: Reglas generales de acentuación en el idioma español.

Por ello, es prioritario establecer entre sus metas pedagógicas promover el gusto y el hábito por los estudios a través de la motivación. Provocar en estos la ansiedad, el hambre y el deseo de aprender cosas nuevas. Ante este panorama el docente debe considerar algunas técnicas que puedan servir de herramienta para enfrentar la apatía y lograr que el alumno participe activamente en la construcción de su propio aprendizaje. Veamos algunas de estas para lograr dicho objetivo.

1. Comience con una dinámica divertida y amena para conocer a sus estudiantes: quiénes son, de dónde vienen, cuáles son sus pasatiempos, entre otros. Se puede combinar la dinámica con un “test” de intereses personales. Esto le servirá para conocer a sus estudiantes y entender cómo pueden aprender mejor.

2. Sea un ejemplo para ellos, demuestre pasión, entusiasmo y optimismo por la asignatura o curso que enseña, esas actitudes suelen ser contagiosas. Utilizar mensajes positivos, una reflexión visual para llamar la atención con pensamientos alentadores, son necesarios para lograr la motivación en los estudiantes.

3. Invite a clases personas emprendedoras, preferiblemente de su comunidad, para que compartan las historias de superación y de éxito con los estudiantes. Conocer la trayectoria de superación de estas personas les servirá de inspiración y entenderán que el éxito requiere de grandes sacrificios, pero con disciplina, dedicación y esfuerzo todas las metas y sueños se pueden concretar. 

4. Discuta con ellos el currículo académico y la relevancia de los contenidos temáticos para enfrentar los retos de la vida. Diseñe actividades vinculadas con la realidad y el entorno social de sus estudiantes, sin perder de perspectiva las exigencias del currículo académico. Refuérceles con mensajes positivos cuando estos se equivoquen, para que se sientan capaces y optimistas de que pueden progresar y lograr sus propósitos académicos. Demostrar que hay espacio para mejorar, fomenta en ellos la seguridad y el deseo de intentar hacer mejor la tarea. 

5. Haga una planificación acuciosa de sus clases, utilice variedad de fuentes y recursos para fortalecer los temas que piensa discutir. Desarrolle uno o varios objetivos de lo que espera logar y nutra el contenido temático con actividades dinámicas, considerando las limitaciones y el nivel de aprendizaje particular de cada individuo. Los alumnos son más receptivos cuando observan en su maestro una organización y preparación didáctica de alto nivel. 

6. Utilice diversos métodos de enseñanza al momento de impartir sus clases. Permita la participación activa y la dinámica grupal, que sean ellos los protagonistas del aprendizaje. Utilice recursos tecnológicos, realice juegos didácticos, prepare un blog interactivo, de contenido didáctico y relacionado con el curso o clase que imparte. 

Existen numerosas estrategias que el docente puede utilizar para crear un ambiente de aprendizaje equitativo y dinámico en sus clases. Para logar captar el interés por las clases es imprescindible conocer a sus alumnos, la comunidad a la que pertenece y cuáles son sus necesidades. Asimismo, la familia, también juega un rol importante en esta encomienda.

Es necesario involucrar a los padres, hacerlos partícipes en el desarrollo y progreso académico de sus hijos. La integración escolar y familiar es fundamental para optimizar, la motivación, el compromiso y el rendimiento académico de los alumnos.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *