Mafalda

Por Andreina Ibarra

Joaquín Salvador Lavado, reconocido mundialmente como Quino, nació en 1932 en el seno de una familia andaluza que emigró a Argentina en busca de mejores oportunidades. Con el corazón dividido entre los dos países, Quino se refugió en el dibujo y con el paso de los años se convirtió en el creador gráfico más importante de habla hispana. 

En 1964 nació Mafalda, un personaje muy elocuente y en permanente cuestionamiento de la sociedad que la rodea. 32 años después de su llegada al continente americano, a Quino le encargaron unos dibujos para promocionar una lavadora, pero el proyecto fracasó y no fue hasta dos años después que comenzó a gestarse una verdadera leyenda en las páginas del semanario Primera Plana. 

Junto a Mafalda nacieron sus amigos Miguelito, Susanita, Libertad, Manolito y Felipe, quienes en la concepción de su creador representan la cultura global, el capitalismo, la anarquía, el machismo, la burocracia, la ingenuidad y el racismo. Fue en 1973 cuando Quino dejó de dibujar a su personaje más emblemático, que ha sido traducido a decenas de idiomas y es un ícono de la cultura mundial, pero la caricatura jamás dejó de estar presente.

Tras alejarse de Mafalda, que resurgió para casos puntuales como una campaña de Unicef, Quino creó caricaturas que conservaban su estilo pero con personajes anónimos sumidos en la rutina y con una fuerte carga de crítica social. Este sin duda alguna es el legado del querido Quino. 

Quino también recibió reconocimientos en todo el mundo. En 1982 fue elegido Dibujante del Año en Argentina, en 2005 fue nombrado caballero de la Orden de Isabel la Católica y en 2014 recibió el título de caballero de la Legión de Honor de Francia. Ese mismo año recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y en 2015 el Gobierno de Chile le entregó la Orden al Mérito Artístico Pablo Neruda. 

El 17 de septiembre, a sus 88 años de edad, Quino se acostó a dormir la siesta y nunca despertó. Sufrió un ACV como complicación de la enfermedad de Parkinson que padecía desde hace algunos años, los médicos no pudieron hacer nada para estabilizarlo y falleció a las 10:45 de la mañana del 30 de septiembre en la ciudad de Mendoza. 

En San Telmo, Buenos Aires (Argentina), la famosa estatua de Mafalda siempre está sentada en un banco de plaza junto a Susanita y Manolito, donde cientos de fanáticos se acercaron para dejarle flores y darle un último adiós. 

Cinco frases célebres de Mafalda

  1. “Papá, ¿podrías explicarme por qué funciona tan mal la humanidad?”
  2. “Las situaciones embarazosas… ¿las trae la cigüeña?”
  3. “Al final, ¿cómo es el asunto? ¿uno va llevando su vida adelante o la vida se lo lleva por delante a uno?”
  4. “Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante”
  5. “¡Sonamos muchachos! Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno”

¡Hasta siempre querido Quino! 

Comments are closed.