Por – Linda Ojeda

Aunque parezca sencillo, aprender español no es tan fácil como muchos piensan. Desde la antigüedad, la lengua ha sido motivo de estudio para muchos lingüistas y gramáticos. Con el pasar del tiempo, las influencias históricas, sociales, políticas y culturales han dado pie al surgimiento de nuevas áreas y disciplinas de conocimiento. Los postulados y enfoques teóricos, la metodología y la literatura comparada son una muestra de la complejidad del estudio de la lengua. 

La asignatura de español se compone de diversas disciplinas que a muchos les cuesta entender con facilidad. Las dudas y el poco entendimiento en la materia, puede provocar desmotivación hacia la clase. Por eso, es necesario fomentar la importancia de desarrollar hábitos de estudio. Pero, ¿cómo los hábitos de estudios pueden ayudarte a dominar el español?

En primer lugar, tenemos que tener claro que cuando dedicamos parte de nuestro tiempo al estudio, desarrollamos un rendimiento eficaz en todas las áreas del saber. Por eso, hay que hacer de este hábito una actividad rutinaria. Los hábitos de estudio nos ayudan a incrementar la capacidad cognitiva, relacionadas con la concentración y la memoria. 

Además, nos permiten desarrollar al máximo las capacidades lingüísticas, necesarias para nuestro desenvolvimiento social y académico. Existen diversas actividades prácticas que podemos realizar para aumentar nuestro aprendizaje y demostrar seguridad frente a las destrezas de español. A continuación, algunas recomendaciones.

1. Crea un plan de estudio que te permita repasar las destrezas de la clase. Dale énfasis o prioridad a las áreas de español donde presentas mayor dificultad.

2. Lee cuentos, novelas, poesía, artículos de revista, etc. esto te ayudará a comprender y entender mejor los diferentes estilos de escritura, además de aumentar tu vocabulario. La lectura diaria fortalece la comprensión y te permite analizar textos desde distintos puntos de vista.

3. El uso del diccionario puede ser un recurso útil en tus hábitos de estudio. No solo aprenderás palabras nuevas para ampliar tu vocabulario, sino que podrás comprender mejor aquellas lecturas que poseen un vocabulario complejo y desconocido para ti.

4. La técnica más eficaz para aprender a escribir bien es leyendo mucho y escribiendo mucho. Mediante la práctica podrás desarrollar tu propio estilo narrativo. Puedes comenzar creando un Blog personal o llevando un Diario de Escritura en el que escribas sobre distintos temas de interés. La práctica diaria te ayudará a desarrollar tus habilidades literarias. 

5. Repasa los cambios que se producen en la lengua y estudia las normas que la rigen. Dominar y conocer estos aspectos te ayudará a manejar y usar correctamente la lengua, tanto en la comunicación oral como escrita.

6. Realiza apuntes, subrayados, esquemas, organizadores gráficos, fragmenta el material didáctico y asocia ideas, estas técnicas facilitan el proceso de memorización y estimulan el aprendizaje constante.

Se puede aprender de muchas maneras, pero solo los hábitos de estudio te pueden llevar al éxito del dominio del español. Existen diversas plataformas y Blogs de contenidos didácticos que puedes explorar y realizar los ejercicios interactivos que estén disponibles. Es una manera fácil, divertida y sencilla de aprender.

SHARE
RELATED POSTS
El 2 de febrero: El comienzo de nuestra historia mexicoamericana – Free Resources for Spanish Teachers
Leyendo para comunicar un mensaje… – Free Resources for Spanish Teachers
El Día de las Naciones Unidas

Comments are closed.