Cómo la educación virtual transformó los procesos de enseñanza

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Qué Son las Falacias

¿Habías escuchado el término falaz? ¿Se puede considerar como empírico algo que diga alguna persona importante o reconocida? El Diccionario de la lengua española define el concepto falacia como engaño, fraude o mentira. La falacia es un razonamiento o argumento que aparenta ser correcto o válido, sin embargo, aunque pretenda ser convincente o persuasivo no lo es.

En la lógica, una falacia se refiere a los argumentos que se utilizan para defender algo que no es válido. En ocasiones, las falacias se cometen por ignorancia y no porque sean intencionadas. Las falacias se remontan a los tiempos de Aristóteles quien identificó y clasificó una gran cantidad de estas.

Cuando se trata de debatir sobre un tema en particular se utilizan argumentos bien fundamentados que validen lo que se quiere probar, demostrar o defender. Si una de la personas que está debatiendo no se prepara bien, puede ser que entre sus posibles argumentos “lógicos” utilice alguna falacia.

Lo mismo ocurre en textos argumentativos. Utilizar una falacia argumentativa, con o sin intención, puede anular la tesis e incluso, invalidar el texto en su totalidad. A continuación te  enumeramos las cinco falacias más frecuentes para que evites incurrir en estas al momento de debatir o argumentar.

  1. de generalización – cuando se explica de forma general algún punto o las posturas de diferentes expertos ante un tema en particular sin ofrecer detalles o datos específicos, el argumento se debilita. Por ejemplo, Muchos estudios indican que la contaminación ambiental…
  2. de autoridad – cuando se argumenta citando o utilizando autoridades que no tienen nada que ver con el tema para reforzar y/o fortalecer la ideas o razonamientos, el planteamiento carece de validez.
  3. de ataque directo – con este tipo de falacia se pretende desautorizar o incapacitar al contendiente ante lo que se está debatiendo. Por ejemplo, “no eres la persona idónea para hablar de matrimonio porque nunca te has casado”.
  4. de causa falsa – esto puede ocurrir cuando las razones que se utilizan para defender un una tesis no comprueban el argumento porque su relación circunstancial genera cierta confusión. Es decir, infundir que la causa de un suceso es producto de algo que ocurrió antes, esto sin ofrecer datos o estadísticas que lo validen o confirmen.
  5. de falsa analogía – consiste en realizar una comparación entre dos términos o postulados que comparten cierta similitud, sin embargo las características que se intentan comparar son erradas y propician que se debilite la postura o tesis. Por ejemplo, establecer que todos los equipos tecnológicos que tienen sistemas operativos pueden resolver problemas complejos sin importar su tipo de función.

Intenta identificar el tipo de falacia en las siguientes oraciones:

  1. Tú no eres mujer, por lo tanto no puedes opinar sobre el aborto.
  2. Muchas personas están de acuerdo en que se legalice la marihuana como uso recreacional.
  3. Los países latinoamericanos pueden resolver los conflictos bélicos que ocurren en Europa.
  4. Un país es como un edificio, si los cimientos son fuertes y resistentes, lo que se construyó jamás se derrumbará.

 

By Linda Ojeda

Also read:  The Variety of the Spanish Language

1 Comment:

Comments are closed.