Cómo la educación virtual transformó los procesos de enseñanza

Después de terminar un año sumamente complicado con la llegada de la variante ómicron es imperativo evaluar cuáles serán nuestras resoluciones para este año. Ahora no solo se trata de qué metas puedo alcanzar y lograr sino qué mentalidad o actitud asumiré ante los grandes retos que se avecinan. Y es que tenemos que reconocer que muchas de las metas trazadas estarán condicionadas a factores que estarán fuera de nuestro control.

Eso no significa que vas a dejar a un lado tus metas, al contrario, deberás enfocarte más en el propósito y cómo deseas lograrlo pese a cualquier adversidad. Las resoluciones comienzan con una idea o un sueño apremiante, pero no es algo que va concretarse solo con pensarlo o imaginarlo requiere planificación, esfuerzo, disciplina, compromiso y una actitud mental positiva para lograrlo. Con la llegada del segundo semestre escolar debemos estar física, mental y emocionalmente preparados para los nuevos retos.

Ahora bien, reconociendo que la pandemia seguirá formando parte de nuestras vidas, las siguientes resoluciones no deben faltar en tu lista personal para tener una vida más sana, vivir plenamente y comenzar un año académico en óptimas condiciones.

  1. alimentación – Intenta comer más sano para mantener un peso saludable, no por la estética física, sino por los beneficios que obtenemos para prevenir y combatir las infecciones virales y otras condiciones de salud. Consume frutas, granos, hortalizas, cereales integrales y frutos secos. Toma mucha agua y deja a un lado los azúcares, las harinas, la sal y las grasas. No tienes que cambiar tus hábitos alimenticios de un día para otro. Comienza haciendo pequeños cambios hasta que logres tu objetivo.
  2. relajación mental – Practica el yoga para mejorar la salud física y mental. Se ha demostrado que practicar el yoga nos ayuda a relajarnos, a reducir el estrés, a mejorar la concentración y a reducir la ansiedad, entre otros beneficios. Esta es una excelente resolución de año nuevo que nos puede ayudar a lidiar con nuestra obligaciones y compromisos.
  3. ejercitación – Realiza ejercicio físico tres o cuatro veces a la semana. Las personas que se ejercitan con frecuencia tienen menos probabilidades de desarrollar condiciones de salud o incluso, reducir el riesgo de ser hospitalizado o fallecer por causa del COVID. Las caminatas cortas y el ejercicio moderado pueden hacer una gran diferencia en la salud física, mental y emocional del individuo. Establece una rutina diaria, dentro de tu hogar o al aire libre.
  4. recreación – Luego de cumplir con nuestros deberes y responsabilidades debemos ocupar el tiempo libre en actividades que nos regalen felicidad. Algunas personas disfrutan leer, pintar, hacer manualidades, cocinar, bailar, pasear, etc. Piensa en qué te hace feliz y aprovecha ese tiempo mágico para vivir a plenitud en un mundo tan cambiante.

Por Linda Ojeda

Leer también: Reflexiones de fin de curso

Comments are closed.