Verbos reflexivos: Cuarta parte

By Evelyn Silva

En esta última sección sobre los verbos reflexivos, revisaremos los usos, conjugación y posición de los verbos reflexivos como mandatos y la combinación con los objetos directos e indirectos.

1.     Mandatos formales e informales afirmativos: 

–   Los pronombres reflexivos siempre van añadidos a los mandatos formales e informales afirmativos.

–   Cuando el pronombre reflexivo se añade al mandato, este se convierte en una palabra esdrújula y es necesario añadir un acento en la antepenúltima sílaba.

a) Sentarse (tú)    ➜      Siéntate

b) Acostarse (ustedes)             Acuéstense 

 

2. Mandatos formales e informales negativos:

–   Los pronombres reflexivos siempre preceden a los mandatos formales e informales negativos.

a) Ducharse (tú)              No te duches.

b) Dormirse (usted)             No se  duerma.

3. Verbos reflexivos y objetos directos:

–  Cuando en una oración se pueden identificar los objetos e indirectos, los pronombres reflexivos siempre preceden al pronombre de objeto directo.

a) Yo me lavo las manos.  (objeto directo – reemplazado con el pronombre las)

Yo me las lavo.

b) Tú (ir/lavarse) el cabello. (objeto directo – reemplazado con el pronombre lo)

te lo vas a lavar.

Tú vas a lavártelo.

c) Mandato            Cepillarse / los dientes (tú)

Afirmativo       Cepíllatelos   /    Negativo         No te los cepilles.

 

Nota: Cuando el pronombre reflexivo y el pronombre de objeto directo son añadidos ambos al mandato, si esta palabra tiene dos sílabas o más se convierte en sobresdrújula y es necesario añadir un acento en la cuarta sílaba, contando desde el final de la palabra.

 

Para descargar la hoja de práctica pulsa acá.

Comments are closed.