Evelyn Silva

Las palabras se clasifican según el lugar que ocupa en ellas la sílaba tónica (fuerza de pronunciación/el acento diacrítico). Se clasifican en: agudas, llanas o graves, esdrújulas y sobreesdrújulas.

Agudas

Las agudas tienen la fuerza de pronunciación (sílaba tónica) en la última sílaba (Ejemplos: cantar, razón, so).

Sólo llevan acento ortográfico si terminan en vocal, –n, o –s (Ejemplos: Busca, canción, domi, sillón, atún, inglés, además)

Las palabras agudas no llevan acento si:

  • Son monosilábicas (pie, pan, tos, voz)
  • Si terminan en consonante distinta de -n o -s (sutil, tenaz, azul)
  • Si acaban en los diptongos -ay, -ey, -oy, -uy, -au, -eu, -ou (buey, batey)

Llanas o Graves

Las palabras llanas tienen la fuerza de pronunciación (sílaba tónica) en la penúltima sílaba (Ejemplos: casa, árbol, libreta).

Las palabras llanas llevan acento ortográfico siempre que terminan en cualquier consonante que NO sea –n o –s, o vocal. (Ejemplos: sar, acar, piz, fácil, frágil, der, lar, fútbol)

Las palabras llanas no llevan acento ortográfico si terminan en  n o –s, o vocal.
(Ejemplos: caliente, alegre, consejo, partido, virus, problema, lista, sistema, etc.)

Las palabras llanas que terminan en –n o en –s precedida de otra consonante llevan acento ortográfico. (Ejemplos: mics,  ceps, cords, tráilers)

Esdrújulas

Las esdrújulas tienen la fuerza de pronunciación en la antepenúltima sílaba y siempre están acentuadas ortográficamente. (Ejemplos: acamico, cónyuge, foneo, geográfico, bado, rontico, etc.).

Sobreesdrújulas

Tienen la fuerza de pronunciación en la sílaba anterior a la antepenúltima sílaba y siempre están acentuadas ortográficamente.

Generalmente, las palabras sobreesdrújulas se forman a partir de los mandatos informales y/o formales (verbos en modo imperativo) y los complementos de objeto directo e indirecto añadidos al mandato:

Ejemplos: metelo, búsquemela, tráiganselos, etc.

Comments are closed.