Por – Linda Ojeda

Escribir significa representar las ideas o palabras mediante letras o signos trazados en un papel u otra superficie. Es comunicar, transmitir mensajes en diferentes espacios y tiempos. A muchas personas les cuesta escribir porque no dominan la ciencia del idioma y arte gramatical. En estos tiempos es un gran reto escribir correctamente. En las redes sociales se pueden observar infinidad de errores ortográficos, gramaticales y de puntuación. Esto crea dudas y confusión, por eso el proceso de escribir suele ser intimidante y frustrante para aquellos que desean escribir fluida y correctamente un texto. 

Unas preguntas que te ayudarán a comprender mejor qué impide que puedas escribir bien el español es cuestionarte, cómo ha sido tu experiencia como lector, con qué frecuencia lees y qué tipo de literatura lees. Pareciera algo fútil, sin embargo, la clave para ser un buen escritor, entre otros aspectos, es, leer con frecuencia. La buena lectura te acerca a distintos estilos narrativos que propiciarán en ti las herramientas básicas para enfrentarte a la posibilidad de expresar tus pensamientos e ideas en el papel.

Estas son algunas ideas que pueden ayudarte a mejorar la escritura:

  1. Amplia tu vocabulario. Esto se logra con la exposición recurrente a textos literarios. Aprende los sinónimos y los antónimos para cada palabra. Puedes tener un cuaderno de vocabulario. Como el idioma español es tan rico y diverso utiliza de referencia los diccionarios de la Lengua Española.
  2. Refuerza, repasa y estudia las ciencias de la gramática y la ortografía. Escribir bien, implica tener un vasto conocimiento en las artes del lenguaje. Observa cómo se construyen las oraciones y los párrafos en diferentes textos literarios. 
  3. Prepárate para el proceso de escribir. Planifica y establece cuál es el objetivo de lo que quieres escribir. Puedes hacer una lista de ideas, frases, palabras; no existe una fórmula exacta en este proceso. Lo ideal es que tengas claro y definido tu propósito y lo que quieres lograr.
  4. Escribe un borrador; marca, añade, o elimina todo aquello que consideres que se aleje de tu finalidad y propósito en el texto escrito. Edita y revisa a la luz del objetivo trazado al principio. Corrige los errores ortográficos y de puntuación. Utiliza un diccionario para sustituir por otros sinónimos aquellas palabras que sean redundantes.

El proceso de escribir es más divertido de lo que muchos piensan. Es un aliciente inspirador que estimula la creatividad de formas inimaginables. Si tu deseo es alimentar ese interés por la escritura puedes comenzar escribiendo algunos versos, micro cuentos, reflexiones o pensamientos. ¡Inténtalo!

Comments are closed.