Por – Linda Ojeda

El diccionario, del bajo latín dictionarium, es una herramienta útil para enriquecer y mejorar nuestro vocabulario, así como también para aprender nuevas palabras. Mientras más vasto sea nuestro vocabulario más precisas y correctas serán las palabras que podemos emplear en los diferentes contextos comunicativos.

El Diccionario de la lengua española define el término diccionario como, un repertorio en forma de libro o en soporte electrónico en el que se recogen, según un orden determinado, las palabras o expresiones de una o más lenguas, o de una materia concreta, acompañadas de su definición, equivalencia o explicación.

La ciencia que se encarga del estudio del vocabulario, su estructura, composición y variación de una lengua se conoce como lexicología. El léxico del idioma español, por sus orígenes históricos, es tan amplio y variado que resulta difícil conocer o entender muchos conceptos.

La mayoría de las personas utilizan el diccionario para conocer el significado de algunas palabras, sin embargo, su utilidad va más allá de ese uso. También, se puede utilizar para para consultar la ortografía, conocer el origen de las palabras o su función gramatical, entre otros aspectos. El uso del diccionario como herramienta lingüística para mejorar el español nos permite alcanzar una excelente precisión en el uso y manejo del léxico al momento de construir mensajes comunicativos, además de reconocer el valor expresivo de la lengua y los distintos matices que poseen sus vocablos.

Sin embargo, antes de utilizar un diccionario hay que tener en cuenta cuál es la finalidad didáctica de lo que se pretende investigar, pues la información que pueda contener cada obra léxica no necesariamente resolverá nuestras dudas. Existe una gran variedad de obras lexicográficas que se clasifican según su contenido temático y finalidad didáctica. Veamos.

  • Un diccionario etimológico nos presenta el origen de las palabras y su desarrollo a lo largo del tiempo.
  • Un diccionario de lengua presenta las diferentes acepciones que tiene cada palabra según los contextos gramaticales en los que aparece. Siempre está en continua revisión, pues incorpora nuevas palabras y elimina aquellas que están en desuso.
  • El diccionario bilingüe, además de traducir las palabras a otro idioma, nos provee su significado.
  • Un diccionario de sinónimos y antónimos provee una lista o grupo de palabras que comparten el mismo significado (sinónimos) y un grupo de palabras que tienen un significado contrario (antónimos) al concepto principal.
  • El diccionario de uso es como una guía temática en la que se presentan las palabras mediante definiciones, ejemplos y explicaciones en contextos específicos. 
  • Un diccionario biográfico nos provee información de la vida y obra de personas ilustres de un país o de la historia.
  • Un diccionario enciclopédico presenta datos descriptivos de conceptos generales relacionados con la Historia, las Ciencia, las Artes, las Matemáticas, entre otras.
  • El diccionario especializado contienen las definiciones de conceptos específicos de diferentes disciplinas, tales como: Música, Medicina, Derecho, Tecnología, etc.

Es importante señalar que los diccionarios de referencia por excelencia son los que se recogen en la obra lexicográfica académica de la Real Academia Española.

Entre esas obras académicas se encuentran los siguientes diccionarios: Diccionario de la lengua española, Diccionario panhispánico de dudas, Diccionario del español jurídico, Nuevo diccionario histórico, Diccionario de americanismos, etc. Estos diccionarios son una herramienta útil en los procesos de enseñanza, ya que permiten mejorar las destrezas competitivas, comprensivas y comunicativas de los estudiantes. Entre las actividades que se pueden realizar con el uso del diccionario como herramienta didáctica se encuentran las siguientes:

1. Ordenar palabras por orden alfabético.

2. Identificar la categoría gramatical de las palabras.

3. Buscar el significado de palabras y seleccionar aquella que complete correctamente el texto.

4. Identificar cómo se pronuncian algunas palabras y de qué lengua vienen.

5. Localizar palabras en el diccionario para relacionarlas con las definiciones correspondientes.

6. Consultar la escritura y la ortografía de las palabras.

7. Completar crucigramas con palabras que correspondan a los significados dados.

8. Inferir el significado por clave de contexto y cotejar con el diccionario.

9. Localizar en el diccionario palabras formadas con prefijos.

10. Buscar los sinónimos y los antónimos de las palabras en una sopa de letras.

11. Hacer competencias de búsqueda de palabras o elaborar campos semánticos.

12. Resolver dudas de lengua.

Todas estas actividades son significativas para mejorar el español. No hay duda que el uso del diccionario, como herramienta lingüística, nos permitirá desarrollar al máximo nuestras capacidades expresivas, comprensivas y comunicativas. No solo para mejorar nuestra lengua española, sino para entender y conocer una lengua extranjera.

Utilizar y aplicar correctamente las palabras, demuestra la capacidad intelectual que posee una persona para procesar, interpretar y transmitir información en todos los contextos comunicativos. 

Comments are closed.