regionalismos

Nuestra lengua vernácula, el español, es hablada en todo el mundo. Y es que este idioma se caracteriza por ser dinámico, variable y rico en características propias de cada región o país. A esa característica particular en la expresión lingüística del hablante, se le conoce como regionalismos.

Por ejemplo, si intentas sostener una conversación con una persona de España, Argentina, México, Honduras, Puerto Rico o Colombia; incluso de cualquier otro país en que se hable español, escucharás palabras extrañas o con un significado diferente al que conoces. 

Los regionalismos se refieren a las diferentes giros o connotaciones que adquieren los vocablos, según los lugares o regiones en los que se habla; bien sea por el sistema geográfico, cultural o estrato social del hablante. Por ejemplo, en Puerto Rico consumen habichuelas, en Venezuela caraotas y en Colombia frijoles.  

Observa las diferentes acepciones que puede tener la misma palabra en distintas regiones.

Lea también: Los dígrafos del español

Otras diferencias idiomáticas muestran cómo una palabra puede tener distintos significados en diferentes países; observa el siguiente ejemplo:

bacán, bacana

  • En Cuba y República Dominicana hace referencia a una persona muy atractiva.
  • Por su parte en Colombia, Uruguay y Argentina se refiere a una persona de mucho dinero.
  • En Colombia, Chile, Cuba y República Dominicana significa que es estupendo o excelente.

Actividades:

–  Realiza una tirilla cómica en la que incluyas algunos regionalismos que conozcas.

–  Escribe un diálogo en el que hagas uso de los diferentes regionalismos del español.

–  Haz una lista de algunos regionalismos de tu país. Luego, investiga qué connotación o acepción tienen en otros países.

Por – Linda Ojeda

Comments are closed.