Tomás Jefferson aparece en las monedas de cinco centavos de Estados Unidos. Su rostro también está en la escultura gigante del Monte Rushmore, en Dakota del Sur. El Monumento a Jefferson es un sitio turístico famoso en Washington, D.C. Muchos lugares, como Jefferson City, en Missouri, y Mount Jefferson, en Oregón, han sido nombrados en su honor.

¿Por qué se le honra de tantas maneras?

Jefferson escribió la Declaración de Independencia. Este documento anunció el nacimiento de Estados Unidos en 1776. Sus palabras conmovedoras, como “todos los hombres son creados iguales”, han inspirado a muchos durante más de 225 años. Jefferson era un gigante en muchos campos. Fue un gran estadista: se desempeñó como nuestro tercer presidente. Fue un talentoso arquitecto: diseñó el Capitolio de Virginia y la Universidad de Virginia.

Lo llamaban “Señor Mamut” porque coleccionaba huesos prehistóricos. Su colección de libros se convirtió en la base de la Biblioteca del Congreso. A pesar de los muchos triunfos que tuvo en su vida pública, su vida privada fue triste, en general.

Su esposa, Martha, murió con tan solo 33 años de edad. Sólo dos de los seis hijos de Tomás y Martha vivieron hasta convertirse en adultos. Jefferson también se sentía culpable porque sus actos no eran consecuentes con sus palabras. El hombre que escribió “todos los hombres son creados iguales” era dueño de cientos de esclavos. Y en sus últimos días, este ex presidente, estaba ahogado en deudas.

Ésta es la verdadera historia de un hombre con muchas caras: Tomás Jefferson.

¿Sabes quién fue Tomás Jefferson? La respuesta es “sí”, pero…¿crees que lo sabes todo sobre él? ¡Haz este divertido test y compruébalo!

Comments are closed.