Por – Linda Ojeda

La carta es un papel escrito (medio de comunicación), que una persona (emisor o remitente) envía a otra persona (receptor o destinatario) para comunicarse con ella. Existen diferentes tipos de carta, según su función o propósito, por ejemplo: cartas personales, cartas comerciales, cartas de renuncia, cartas de recomendación, cartas de reclamos, cartas de despidos, entre otras. 

En una carta se pueden expresar las ideas, los pensamientos o los sentimientos del emisor. También, se pueden contar historias e informar sobre noticias. La carta se escribe en un papel, se guarda en un sobre sellado y se deja en una oficina de correo postal para ser entregado al destinatario por vía terrestre aérea o marítima.

Según el propósito de la carta, el texto y el mensaje suele ser distinto. Es decir, el estilo de la carta puede variar, considerando a quién va dirigida la misma. Si se trata de asuntos comerciales o de negocios, el estilo debe ser formal, breve y preciso, porque el receptor no es una persona con quien tenemos una amistad. Si la carta es dirigida a familiares o amigos, el estilo se caracteriza por ser más coloquial, familiar o informal, ya que la relación entre el emisor y el receptor es de confianza.

La carta informal está conformada por las siguientes partes y en el siguiente orden: lugar y fecha, saludo, cuerpo, despedida y firma. Observa el siguiente ejemplo.

Cómo escribir una carta familiar

Antes de escribir una carta, lo primero que tienes que hacer es planificar, a quién va dirigida la carta y qué deseas expresar o compartir en esta. Aunque la carta esté dirigida a familiares o amigos (personas de confianza) es importante que se observe una buena ortografía, puntuación y sintaxis. Debe prevalecer el respeto y la sinceridad. Utilizar un vocabulario y un tono relajado que demuestre la cercanía y el aprecio que se siente por esa persona o destinatario. 

En la carta, lo primero que se debe escribir es el nombre de la ciudad o lugar donde se escribió la carta y la fecha en que fue escrita. Le sigue el saludo, sumamente esencial, ya que por medio de este se solicita de forma directa la atención del destinatario. Se escriben dos puntos después del saludo, observa: Querida amiga: / Estimado tío: / Querida Laura:

En el cuerpo o desarrollo de la carta se comunica al destinatario el propósito principal del texto. Cada una de las ideas se debe presentar en párrafos diferentes y dejando un espacio entre cada uno de estos. La carta termina con una despedida que puede ser una palabra o frase acompañada del nombre, apodo o diminutivo del emisor, por ejemplo:

Con cariño,

Sofía.

 

Hasta pronto,

tu tío Carlos.

 

Un abrazo, 

Maribel.

 

Hoy día, con los avances tecnológicos, las personas prefieren comunicarse con sus amigos y familiares a través de correos electrónicos y otras aplicaciones disponibles y de fácil acceso. Sin embargo, no existe un acercamiento más grato y emotivo entre personas que se quieren y aprecian que recibir una carta escrita en estos tiempos modernos. Escribe una carta a algún familiar o amigo, sin duda, te agradecerán y te expresarán sus sentimientos y emociones por ese gesto tan lindo.

 
Comments are closed.