Por- Spanish Classroom

La lucha de la igualdad de géneros ha sumado un frente de batalla más, el idioma. Si bien el español es un idioma complejo, no hay dudas que la diferenciación entre palabras femeninas y masculinas puede catalogarse como una evidencia sexista y machista que nos transporta a la época medieval española.

Por ello ha surgido lo que hoy consideramos y definimos como lenguaje incluyente: un lenguaje que contribuya al reconocimiento de las minorías que por siglos han sufrido la discriminación, la desigualdad y la falta de reconocimiento, como las mujeres, transexuales y homosexuales. Al mismo tiempo, el lenguaje incluyente intenta y ayuda, poco a poco, a eliminar esas actitudes sexistas que conllevan a la naturalización de la violencia, la segregación y el establecimiento de roles y expectativas sociales construidas alrededor del género.

El lenguaje incluyente contribuye a la integración, la igualdad, y el reconocimiento de la diversidad social y sexual. Es una manera de ofrecer visibilidad, a través del lenguaje, a esos grupos marginados. Algunas de las medidas que se han comenzado a tomar al respecto:

  1. Utilización de sustantivos masculinos y femeninos: La maestra y el maestro (en vez de los maestros para referirse a ambos).
  2. Evitar a toda costa comentarios, bromas, expresiones y dichos sexistas que contribuyan a la legitimación de los estereotipos y la discriminación.
  3. Empleo de artículos definidos femeninos y masculinos para sustantivos neutros:

la estudiante / el estudiante o la combinación de ambos: Los y las estudiantes.

La feminización de sustantivos que solían ser solamente masculinos (el/la médico):

la médica / el médico.

  1. En algunos casos, y en documentos informales, algunas personas utilizan @ o x para incluir a todas las personas: chic@s o muchachxs.
  2. Sustitución de sustantivos plurales que incluyen hombres y mujeres por sustantivos universales:

Los niños La infancia, la niñez

Los habitantes La población, la sociedad, el pueblo

Los ciudadanos La ciudadanía

Los trabajadores El personal

Los profesores El claustro, el personal docente

Las señoras del aseo El personal de limpieza

Los votantes El electorado

Los jóvenes La juventud

Los amigos Las amistades

Si bien el lenguaje ha sido establecido a través de los siglos, su transformación es necesaria, posible e inevitable. Por esa razón, es un buen momento para plantearnos y cambiar nuestra forma de enseñar el idioma, hablarlo o simplemente, escribirlo. Nunca es tarde para comenzar a construir un mundo más inclusivo y una cultura que abrace y reconozca la diversidad.

Comments are closed.